lunes, 30 de agosto de 2010

¿Cuál es la importancia de pertenecer a un grupo social?


Los individuos necesitan un cierto grado de independencia; pero, a su vez son gregarios. Necesitan a los demás para hacer que la vida sea mucho más soportable. Es aquí donde se demuestra la importancia del grupo.

Un grupo es un conjunto de individuos no demasiado grande donde existe una fuerte interacción fruto de unas características, valores y necesidades comunes a todos ellos. Además, todos tienen constancia de pertenecer a dicho grupo (de amistades, familia,...).

Necesidad grupal
A excepción de algún ermitaño, todos los demás necesitan tener conciencia de pertenencia a un grupo. Esta unión casi nunca es desinteresada ya que cumple dos funciones básicas. En primer lugar está la emotiva, la necesidad de tener a alguien que le entienda a uno y le comprenda. En segundo, la más racional, aquella que se basa en el deseo de satisfacer las necesidades específicas de cada uno.

Además, el grupo es un elemento idóneo para que sus miembros puedan relacionarse con el resto de la sociedad. Es decir, es una forma básica de integración social. A la hora de relacionarse con la sociedad, el ser humano busca continuamente la aprobación rechazando a su vez el fracaso. Es aquí donde juega el grupo un papel fundamental: el de apoyo.

Falta de grupo
La falta de un conjunto de individuos que sirvan de referencia puede traer numerosos problemas. La falta de los amigos, familia, compañeros de trabajo,... acaba provocando tristeza, soledad, insatisfacción vital y una enorme falta de autoestima. Es decir, tener al lado a gente con la que uno se identifica ayuda a evitar desequilibrios mentales a los que de otra forma se estaría abocado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada